Especialidades en Diagnóstico Dental


Es el procedimiento que consiste en aceptar a un paciente, reconocer que tiene un problema y descubrir la causa de éste, e idear un plan de tratamiento que resolverá y aliviara tal problema. La metodología a desarrollarse para la planificación del diagnostico comprende etapas fundamentales como: la anamnesis o interrogatorio, el análisis por imágenes (aspecto radiográfico) y si es necesario solicitud de análisis complementarias.

 

PREGUNTAS DIRECTAS DEL DOCTOR-  Es la técnica de preguntar al paciente que nos conduce a la investigación, al surgimiento de signos y síntomas presentados en el proceso patológico.

 

La historia clínica debe ser recogida y registrada de manera ordenada en forma de preguntas definidas. Comprende la principal queja (motivo de la consulta), historia actual y anterior de la patología. Las informaciones generales, contenidos en la historia médica también son esenciales para facilita el planeamiento y estructuración del diagnostico. Frecuentemente el paciente informa que es portador de una enfermedad, lo que exige del profesional el conocimiento necesario para el correcto uso de terapias.

 

Varias condiciones sistémicas quieren cuidados especiales, siendo que en algunos momentos el paciente no tiene conocimientos de su existencia. Entre ellos destaca: diabetes, hepatitis, tuberculosis, anemia, sida, etc.

 

PRINCIPAL QUEJA O MOTIVO DE LA CONSULTA.- Representa la finalidad que motivo al paciente a solicitar el tratamiento, normalmente presentando el síntoma de dolo. Debe ser descrita con las propias palabras del paciente, preguntas precisas y bien definidas, dirigidas:


  • ¿Qué le motivó a buscar tratamiento?
  • ¿cuándo surgió el dolor?
  • ¿cómo es el dolor?
  • ¿dónde se localiza el dolor?
  • ¿qué factor estimula o disminuye el dolor?
  • ¿duración del dolor?
  • ¿intensidad del dolor?
El principal beneficio es la satisfacción personal de tener una dentición más blanca que le permita al paciente sentirse cómodo y agradable con su sonrisa.